miércoles, 13 de junio de 2012

¿EL ESTRÉS TE PUEDE ENFERMAR?


¿Todos los días te levantas agotado?, ¿a menudo te duele la cabeza?, ¿no aguantas ese dolor de espalda?, ¿la muñeca de tu mano izquierda no te deja de molestar?, ¿puede el trabajo enfermar a las personas?
Seguramente conoces la historia de algún compañero de trabajo o conocido que sufrió un infarto a los cuarenta años o de alguien a quien se le paralizó la mitad del rostro. Según la Organización Mundial de Salud, más de una tercera parte de la consultas en el mundo son debidas a cuadros depresivos, de ansiedad y/o angustia.

Varios sondeos online hechos en EE. UU. y Europa, advierten que por lo menos, el 20% de los trabajadores sufren de estrés relacionado con el trabajo. Y es que como se sabe, la presión de la oficina, a veces, puede convertirse en un verdadero suplicio.

Es por eso que cualquier afección física debiera ser una clara invitación a hacer ciertos ajustes en la vida. Y es que aunque un analgésico lo saque hoy de un apuro, los malestares de todos los días son sin duda un grito desesperado del cuerpo por recibir auxilio. Por ello se debería hacer caso a los desajustes corporales.

Para los expertos, lo ideal sería atacar el origen de las enfermedades, y aquí vale la pena hacer un alto en el camino. ¿Es realmente tu trabajo lo que te está ocasionando estos padecimientos?, ¿es un problema personal lo que te vuelve loco?, ¿qué puedes hacer para resolverlo?
Probablemente cambiar de trabajo no esté en tus planes, quizá el divorcio tampoco no lo estaba, pero ahora es inevitable. Ante cualquier escenario, lo importante es buscar alternativas para llevar una vida más equilibrada. Empezar por cuidar la alimentación y respetar las horas de descanso, puede ser un gran paso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario